CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

martes, 22 de mayo de 2018

SIETE DÍAS DE MAYO (1)


 No se puede negar que los acontecimientos políticos ocurridos en nuestro país en la semana del 14 al 20 de mayo de este año 2018 han sido sorprendentes al poner de manifiesto, negro sobre blanco y con una claridad meridiana, el total desquiciamiento y la total ausencia del más mínimo escrúpulo moral de los distintos miembros de la casta política española.

            La semana se inició con la noticia de que los dirigentes de PODEMOS, Pablo Iglesias e Irene Montero, pareja sentimental en la vida real, habían adquirido, en una localidad madrileña próxima a la Sierra del Guadarrama, una vivienda unifamiliar de doscientos metros cuadrados rodeada de una parcela de dos mil metros por el "asequible" precio de más de seiscientos mil Euros. Como es evidente y natural cada uno hace lo que quiere con su dinero y nada malo hay en ello, pero no se puede negar que existe una manifiesta contradicción en esta pareja entre lo que dice y manifiesta defender y los hechos realizados. El discurso de los líderes de PODEMOS, es, o al menos era claro: "Eran los de abajo que venían a por los de arriba", querían regenerar la política española con nuevas ideas y nuevos modos en franca oposición a los modos y a las ideas de la casta política imperante, pero, ahora se descubre, que sus ideas no eran tan nuevas como se creía y que sus modos son idénticos a los de la casta a la que denunciaban y a la que, finalmente, se han terminado incorporando.

            Pablo Iglesias e Irene Montero no tienen el monopolio de las contradicciones aunque en la que han incurrido, que es de manual, resulta la equivalente en la izquierda a esas repugnantes contradicciones de la derecha que consisten en clamar por la santidad e indisolubilidad del matrimonio al mismo tiempo que se mantiene oculta a una querida a la que se le pone un piso y a la de defender el derecho a la vida y oponerse al aborto al mismo tiempo que se envía a la hija a un viaje de fin de semana a Londres. Y es que todo parece dar la razón al Premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela, cuando dijo que "no hay cosa más parecida a un tonto de derechas que un tonto de izquierdas"; cambiemos el adjetivo "tonto" por el de "geta" y tenemos la descripción perfecta del liderazgo político español.

            Ahora parece que Pablo e Irene, que ya son una pareja mítica como lo fueron en literatura  "Pablo y Virginia" (2) o como en política lo fueron el matrimonio Caucescu, quieren que las bases de su partido les aclamen mediante un plebiscito. Presentarán esa consulta a las bases como un manifestación democrática, pero que simplemente entronca con la necesidad política que tiene todo dictador o "líder providencial" de ser aclamado plebiscitariamente para convertir o hacer pasar la aclamación por una legitimación. Es el viejo método ya empleado por Luis Napoleón para hacerse aclamar Emperador de los Franceses mediante el plebiscito de 1851, el usado por Hitler para legitimarse en el plebiscito de Marzo de 1933, y por Nicolás Maduro últimamente.

            La compra de una vivienda unifamiliar por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero por un precio superior a seiscientos mil euros hace surgir la gran pregunta que no es otra que ¿Por qué ahora?.  Tras manifestarse contrario a que los políticos vivieran en urbanizaciones cerradas alejados de la gente y de la vida real y hacer elogios de su modesta vivienda en el madrileño barrio de Vallecas ¿Qué es lo que ha cambiado en la vida de Irene Montero y de Pablo Iglesias para que ahora se hayan decidido a cambiar de vivienda y adquirir una de alto standing?. La respuesta resulta evidente: con el sueldo de profesor universitario no le llegaba y ahora, con los sueldos y dietas que la pareja percibe como diputados, les llega y les sobra. Luego seguirán defendiendo que están en política para servir y no para servirse...

            Habrá muchos que se sientan defraudados por Pablo e Irene, pero realmente solo puede ser defraudado quien entusiásticamente puso sus esperanzas en ellos, aquellos otros que, o bien no las pusieron o las pusieron con reservas, no se han de sentir defraudados. Al fin y al cabo PODEMOS y sus líderes no han engañado a nadie. Se presentaron, primero como admiradores de la Revolución Bolchevique de 1917 y luego como aliados  de la coalición griega de izquierdas radical, Syriza, y seamos serios... Lenin prometió al pueblo ruso "Pan y Paz" y le sometió a una primera hambruna horrible y a tres años más de guerra y Syriza prometió a los griegos acabar con la política de recortes y siguió estrangulándoles aplicando las medidas impuestas por la Unión Europea. Con esos antecedentes ¿Qué se podía esperar?.

 Otro acontecimiento político de la semana ha sido la investidura, por fin, de un nuevo presidente de la Generalitat de Catalunya. El nuevo President de la Generalitat es Quim Torrá, antiguo miembro de Unió Democrática de Catalunya y ex-presidente de Omniun Cultural, el cual al parecer ha mantenido un discurso supremacista muy en consonancia con el discurso de su admirado Estat Catalá, partido creado por el Coronel del Ejército español Francesc Maciá y de claras connotaciones filo-fascistas.  La investidura fue posible gracias a los apoyos expresos de Junts per Cataluña y de Esquerra Republicana de Catalunya así como por la abstención de la CUP, lo cual no deja de llamar la atención y constituye una grave contradicción que partidos que se autotitulan de izquierdas y que dicen estar a favor de la inmigración y del internacionalismo terminen dando su apoyo a opciones nacionalistas y excluyentes. No obstante esto tiene su explicación que no es otra que, tras la caída del muro de Berlín en 1989, la izquierda occidental quedó ideológicamente huérfana porque se descubrió que el anhelado paraíso proletario que existía en los llamados países del Este europeo, no era tal sino más bien todo lo contrario y como lo fundamental en la política, entendida ésta exclusivamente como Modus Vivendi, es mantenerse en posiciones de poder; el nacionalismo, el vulgar nacionalismo de toda la vida, se ha convertido en el refugio de las izquierdas para seguir copando lucrativas parcelas de poder. Eso ya paso en extinta URSS y en sus países satélites, donde los líderes de los Partidos Comunistas se convirtieron, de la noche a la mañana, en fervientes nacionalistas y los Generales del Ejército Rojo pasaron a ser generales ultranacionalistas.

            Nuevamente no nos ha de extrañar tal actitud, que constituye otra contradicción de la izquierda, pero tampoco debemos sentirnos ni engañados ni sorprendidos, al fin y al cabo los comunistas ya pactaron con los nacionalistas alemanes en el Tratado de Rapallo de 1922 el rearme secreto del ejército alemán y volvieron a pactar con ellos en 1939 el reparto de Polonia.

 Otra noticia política de la semana viene marcada por el acto público celebrado en el Palacio de Congresos de Madrid por el partido político "Ciudadanos", que ha presentado su nueva plataforma "España Ciudadana" y que en realidad ha sido la escenificación de un mensaje nacionalista y patriotero propio de los que la desaparecida Fuerza Nueva organizaba los 18 de Julio en la madrileña Plaza de Toros de las Ventas.  Y es que, no nos engañemos, frente a los complejos manifestados por el Partido Popular, "Ciudadanos" pretende explotar en beneficio propio un nacionalismo y un patrioterismo soez y grosero que ha demostrado ser muy rentable.

            La plataforma "España Ciudadana" recuerda por su nombre a cierta coalición ultraderechista que se presentó a las elecciones europeas de 2014 y que se llamaba "La España en Marcha" y por sus objetivos a la Fundación FAES ya que si "España Ciudadana" tiene por objeto "recuperar el orgullo de ser español", el presidente de FAES, José María Aznar, afirmó que la finalidad de la fundación era "repensar España". Evidentemente FAES no ha "repensado mucho España" y "España Ciudadana" nos va a hacer sentir muy orgullosos de ser españoles si al final "Ciudadanos" presenta, tal y como pretende, como candidato a la alcaldía de Barcelona al ciudadano francés Manuel Valls porque parece ser que no encuentra otro candidato capaz, preparado y fiable entre los orgullosos españoles.

            "Ciudadanos", irrumpió en la política nacional española, al igual que PODEMOS, afirmando querer regenerar la política desde la novedad, con nuevas ideas y nuevas formas y resulta que sus ideas parecen inspirarse cada vez más en las viejas ideas nacionalistas de Fraga y su partido original, Alianza Popular, y sus formas son cada vez más similares a las del propio Partido Popular. España está pasando actualmente una crisis de convivencia, con una bipolarización cada vez mayor, y en este contexto lo mínimo que se debe exigir a un dirigente político es que aporte  un poco de sentido común y no que favorezca el enfrentamiento tensando la cuerda desde el otro extremo. Pero no nos engañemos, el nacionalismo, el envolverse en trapos pintados, es cosa que da la suficiente rentabilidad política que permite vivir holgadamente de la política y esa es la finalidad de todo político español: Vivir de la política y vivir muy bien y si, para ello, hay que crear una plataforma que favorezca esa finalidad se crea "España Ciudadana", que el término ciudadana queda muy liberal, revolucionario y afrancesado. ¡¡Qué más da que Napoleón I prohibiera el uso del tratamiento de "Ciudadana" para el género femenino por las connotaciones negativas que el mismo tenía!!.

Finalmente, el último acontecimiento político de la sorprendente semana ha sido que el grupo juvenil del partido ultraderechista "VOX" ha colgado una pancarta en la nueva casa de Pablo Iglesias y de Irene Montero que rezaba "Welcome Refugees & Ocupas". No vamos a criticar (o sí) que el ocurrente nombre del patriótico grupo juvenil sea "Cañas por España", nombre más propicio para un colectivo lúdico de borrachos conocidos (que no alcohólicos anónimos) que para un grupo con intencionalidad política, pero lo que desde luego ya es el colmo de la tomadura de pelo es que "VOX", como "Ciudadanos" y PODEMOS, pretenda ser una formación política novedosa y rompedora con lo existente, cuando todos sus dirigentes han sido dirigentes del Partido Popular en el tiempo en que dicho partido gozaba de mayor poder, lo que irremediablemente les convierte en responsables de la política desarrollada por el mismo, y hayan descubierto la necesidad de innovar y de regenerar la política cuando en la renovación de cargos de responsabilidad en el seno del partido del que formaban parte y al que hacían promesas y juramentos de lealtad inquebrantable no aparecían sus nombres.

            Hasta aquí la exposición de los hechos, ahora es al lector a quien le corresponde sacar conclusiones. Algunos dirán que se mezcla vida privada y con la actividad pública, otros dirán que se exagera y que no es para tanto, pero lo cierto y muy cierto es que "la moral particular no es distinta de la moral política" y que si alguien con quien te tomas un café se queda, al descuido, con los diez céntimos de Euro que dejas de propina para el camarero, no tienes que dudar de qué es lo que hará si esa persona llega a administrar caudales públicos.

            La actitud, las formas y los modos de los distintos miembros de esta casta política ampliada está demostrando que para los políticos españoles, la política no es un generoso servicio al bien común que honra a quien lo desempeña sino una lucrativa forma de ganarse la vida y enriquecerse.















(1) El título de este artículo se inspira en el de la película de Juan Antonio Bardem, "Siete Dias de Enero" en la que se narra el ambiente de tensión política, con atentados, secuestros y muertes de manifestantes que se respiraba a mediados de enero de 1977 y que culminó con la matanza de cinco abogados laboralistas en su despacho de la madrileña calle de Atocha.

(2) "Pablo y Virginia" es una novela de Bernandin de Saint Pierre que narra la historia de  dos amigos de la infancia que se enamoran inocentemente pero terminan muriendo de forma trágica cuando naufraga el barco Le Saint-Geran, en el que viajan (un hecho real que sucedió en el año 1744).

lunes, 14 de mayo de 2018

1968




 Estamos en el mes de Mayo de 2018 y, como era previsible, en nuestro país se está conmemorando el medio siglo del llamado "Mayo del 68" o "Mayo Francés" a los máximos niveles culturales, editoriales, periodísticos y sociales dando a dicha conmemoración una oficialidad que contrasta con la que se dio (o, mejor dicho, no se dio) al centenario de la Revolución Bolchevique de 1917, lo que resulta comprensible ya que los lógicos herederos de aquella Revolución Rusa, tras la caída del muro de Berlín, prácticamente reniegan de ella, mientras que los "revolucionarios" del Mayo francés o de 1968 son los burgueses que han ayudado a construir el justo y hermoso mundo de hoy, sea esto dicho con cierta ironía.

            En 1968 sucedieron muchas cosas en el mundo pero los hispánicos "revolucionarios de mayo del 68" solo recordarán esa revolución primaveral francesa que en España apenas tuvo repercusión.  Mientras en el mundo se producían acontecimientos como la "ofensiva del Tet" durante la Guerra del Vietnam, la multiplicación de los ensayos nucleares por parte de Estados Unidos y la Primavera de Praga que culminaría con la invasión soviética de Checoslovaquia la cual abriría una enorme crisis entre el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) y el resto de los Partidos Comunistas de Occidente, hasta entonces de férrea obediencia soviética; en nuestra especial España, aún bajo la exitosa estela de la campaña propagandística de los veinticinco años de paz, la Biblioteca Nacional descubría un volumen de setecientas páginas con textos y dibujos de Leonardo Da Vinci, se descubría en Palencia una villa romana, ETA mataba al primer Guardia Civil, José Pardines, se reconocía la independencia de Guinea Ecuatorial y, sobre todo, Massiel ganaba el concurso de Eurovisión con la famosa canción "La, la, la".

            No dudo que los españoles que se apuntaron al mayo francés desde las cafeterías de las facultades universitarias y que su mayor actividad subversiva fue la adquisición de alguno de los muchos libros prohibidos, que una conocida librería madrileña importaba del extranjero "bajo cuerda", para leerlo a escondidas de los padres en la clandestinidad familiar deseen rejuvenecerse recordando un Mayo de 1968 en el que no participaron sino como lejanos espectadores. Al fin y al cabo han pasado cincuenta años, han demostrado hasta donde llegaba su compromiso "con el cambio de estructuras", fueron actores de la llamada "transición", padres fecundos de lo que hoy padecemos en las Españas y, evidentemente, alguna batallita tienen que contar a los nietos y a todos aquellos que quieran oírlos.

            No obstante, y a pesar de la historiografía y cronología oficial imperante en Las Españas, aquel año 1968 ocurrieron otras muchas cosas en nuestro país de las que nadie o muy pocos han oído hablar porque la historia se escribe desde el poder o, simple y llanamente, desde la conveniencia.

 En 1968, el entonces director del diario "El Pensamiento Navarro", don Javier María Pascual, defendía a machamartillo el Concierto Económico Navarro y Alavés exigiendo la reintegración del mismo a Vizcaya y Guipúzcoa frente a un excelentemente planificado ataque fijado por el Régimen Franquista que pretendía su desaparición, como ahora pretende "Ciudadanos" que ocurra con el concierto vasco-navarro, y que se manifestó en diversos artículos publicados por el vocero falangista del régimen, Ernesto Giménez Caballero, que fueron magistralmente refutados por don Javier María, lo cual hizo que el Régimen considerase subversivo al "Pensamiento Navarro", tomara medidas administrativas contra el diario y sancionara a su director con  cuarenta y seis días de extrañamiento (destierro interior) en la localidad segoviana de Riaza.

            Ese mismo año 1968, las recientemente formadas Compañías de Reserva General (CRG)  de la Policía Armada, que eran las unidades antidisturbios de la policía franquista precursoras de la actual Unidad de Intervención Policial, se estrenaban, a pesar de que no serían creadas oficialmente hasta el año siguiente, con total dureza repartiendo porrazos en la Plaza de los Fueros de Estella, donde cinco mil jóvenes carlistas quemaron un gran retrato del dictador Francisco Franco al mismo tiempo que proferían gritos contra el Régimen. El resultado fueron varios heridos, cientos de detenidos, imposición de multas de hasta medio millón de pesetas y el cierre de varios círculos carlistas.

 Durante el año 1968, además de la conocidísima Guerra de Vietnam continuaba un sangriento conflicto, hoy olvidado, en la actual Nigeria. En 1967, ante la persecución de la etnia igbo, la zona sudeste de Nigeria proclama su independencia unilateral  creando la República de Biafra e iniciándose una violenta guerra entre el ejército nigeriano y las fuerzas biafreñas que duraría hasta principios de 1970. Un año después del inicio del conflicto, la guerra de Biafra había ocasionado que los dos millones de desplazados que existían antes del conflicto se convirtieran en cuatro millones y medio lo que provocó una situación de hambruna tal que el lenguaje coloquial ha consagrado la expresión "parecer un niño de Biafra" como sinónimo de estar completamente consumido y esquelético. En ese cruel contexto bélico, en el que las potencias internacionales movieron sus respectivas piezas para sacar provecho, el Partido Carlista fletó dos aviones con ayuda alimenticia y médica así como con personal médico y voluntario, entre el cual se encontraba S.A.R. Doña Cecilia de Borbón Parma la cual permaneció varios meses en la efímera republica africana pilotando aviones de transporte con diverso material humanitario y actuando como enfermera. Como otra curiosidad es de señalar que fue la Guerra de Biafra la que daría lugar, en 1971, a la creación de "Médicos sin Fronteras" por varios médicos franceses.

            Finalmente, y como no puede ser de otro modo, el año de 1968 llega a su fin con un acontecimiento hoy tan mayoritariamente desconocido como la Guerra de Biafra:  la expulsión de la Familia Borbón Parma por el Régimen franquista. El 15 de diciembre de 1968 tuvo lugar un nutrido acto carlista en el Monasterio riojano de Valvanera que contó con la asistencia de la Junta rectora del Carlismo y de S.A.R. Doña María Teresa de Borbón Parma, durante el mismo se pronunciaron discursos contrarios a la dictadura franquista por parte de don Santiago Coello y don Elías Querejeta y se leyó un decreto de Don Javier I en el que se reconocía a La Rioja "la personalidad de región propia". Ante esto, la reacción gubernativa no se hizo esperar y tan solo cinco días más tarde, el 20 de diciembre de 1968, el gobierno ordenaba la expulsión de España de la Dinastía Borbón Parma en aplicación de la Ley de Extranjería de entonces (a pesar de que los Borbón Parma gozaban de antiguo y de nacimiento la nacionalidad española) por haberse entrometido en la política española y "haber favorecido el secesionismo de una parte del territorio". La expulsión fue ejecutada el 26 de diciembre desde un aeropuerto de Madrid-Barajas rodeado por un cordón de la fuerza pública que dificultaba el acceso a la zona de embarque a numerosos carlistas que habían acudido a despedirse lealmente de Don Javier de Borbón Parma y del resto de la familia, todo ello mientras que el que iba a suceder al dictador Francisco Franco esperaba en su palaciega casa de La Zarzuela que éste hiciera público y oficial su nombramiento como sucesor, cosa que sucedería siete meses más tarde, en Julio de 1969.

miércoles, 9 de mayo de 2018

DISCURSOS DE MONTEJURRA 2018





 Discurso de Jesús María Aragón (Secretario General Federal del Partido Carlista)

Buenos días, compañeros/as, egun on, bon día, bos días, bones díes:

Además de en los bares, normalmente se aprovechan estas ocasiones en las que se reúne un grupo más o menos numeroso de gente, para criticar, en este caso, las acciones y decisiones políticas que afectan a la organización social y política de la sociedad, tomadas por otros grupos sociales y políticos.

Hacer crítica no es negativo “per se”; criticar es examinar lo hecho por uno mismo, o por otro, y ver si predominan los efectos positivos, o los negativos. Este acto público lo organiza el Partido Carlista que es un grupo de personas libre y voluntariamente organizadas en el mismo para influir en la orientación de las decisiones que afecten al funcionamiento de la sociedad en la que estamos inmersos y en la que se desarrolla nuestra vida, incluido el ambiente físico; nosotros decimos que esas decisiones deben ir orientadas a la consecución del Bien Común, por encima del particular. Necesitaríamos mucho tiempo para criticar lo mucho que ha hecho mal el actual Gobierno central y centralista del PP en estos 6 últimos años, y por eso no vamos a entrar en detalles particulares. De todas formas, también voy a decir un par de cosas positivas de las que los carlistas podemos legítimamente estar orgullosos porque hemos contribuido con nuestro granito de arena en su consecución.

Estamos viviendo en lo que hoy es España y el modo de organización social, político, económico, cultural, y territorial vigente, nos parece que es muy perfectible, y por eso hacemos nuestras aportaciones en todos esos aspectos en los que se desenvuelve la vida de las personas que compartimos este territorio, esta parte de Europa, este lugar en el mundo. Y empezando por el nombre, preferimos hablar de las Españas, en plural, lo cual es ya toda una declaración de intenciones; y añadimos que todas y cada una de ellas deben basar sus relaciones en el principio de la igualdad, con el objetivo de perfeccionarla mediante el ejercicio de la libertad y de la Justicia Social. Por eso proponemos el Federalismo como la forma más idónea de organización social y territorial; la forma en que se concrete ese Federalismo será la escogida por la sociedad, mediante la oportuna y expresa votación directa y pública.

El Partido Carlista, en sus Estatutos, propone la Confederación. Federalismo es unir en libertad; es una forma de superar el aislamiento y la debilidad frente al que es más fuerte en el modelo social que padecemos, impuesto violentamente, a sangre y fuego, por el Liberalismo, que busca el beneficio particular por encima del beneficio social; en este modelo liberal el más fuerte y poderoso es el que organiza, ordena y manda; y no organiza la convivencia social sino la sumisión y la dependencia de la mayoría social respecto de una minoría poderosa y privilegiada económicamente.

El Federalismo es un modo de organización social que posibilita la unión para la defensa de los no tan fuertes, de los débiles socialmente; “la unión hace la fuerza”, se decía antes; unirse libremente, y en plan de igualdad, empezando desde abajo, y siguiendo por los niveles que los que constituimos la base social consideremos más convenientes para salvaguardar el principio de subsidiariedad y defender el común que aún tenemos y que entre todos mantenemos con nuestro esfuerzo y contribución económica, a través de los impuestos, y tratando de ampliarlo a otros aspectos en los que se desenvuelve la vida del ser humano, hombre y mujer, en la medida que vayamos pudiendo mantenerlo en beneficio de la mayoría social, que es la sostenedora de la sociedad.

El Federalismo, al basarse en pactos de igualdad personal y jurídica, busca y defiende la autonomía personal y de los diferentes grupos que componen y dinamizan la sociedad, así como de los diferentes territorios.

Hoy día este debate de modelo de organización social ya está más normalizado, y hay que decir que no es porque el Gobierno central y centralista del PP haya contribuido positivamente a ello; al contrario, podríamos decir que con su interpretación sesgada y partidista de la Constitución está contribuyendo a su desprestigio a nivel internacional. En cambio, para nosotros, los carlistas, es un motivo de satisfaccción porque es algo que podríamos decir que venimos propiciando desde siempre porque de la defensa de los Fueros hemos hecho nuestra insignia, divisa y bandera. Añadamos el penúltimo caso de corrupción en sus filas (PP), el master fantasma de la ya ex-Presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha arrastrado por los suelos el prestigio de la Universidad española a nivel internacional (no hay ninguna entre las 150 primeras del mundo), y por extensión, el valor de los títulos de la educación española, desde la infantil a la universitaria; es sangrante que estos individuos se atrevan a hablarnos del valor del esfuerzo personal en cualquier campo, no sólo en la educación. ¡Qué sarcasmo!; los mismos que administran y gestionan mal lo público para desprestigiarlo y malvenderlo luego a sus amigos, o a sus amos, para quedarse con su rentabilidad, erigieron una Universidad pública, y la llamaron URJC I, un pesebre, para dotar sus curriculums de títulos académicos concedidos sin esfuerzo personal, ni físico ni intelectual, y pagados con los impuestos de todos. El nombre de dicha Universidad ya indica el nivel de esos títulos: cero, chanchullo (en su lista de “Doctor honoris causa” figuraba Rodrigo Rato).

Para retomar el rumbo de la reorganización social política, económica y territorial habría que modificar la actual Constitución de 1978 para liberarla de la interpretación sesgada que de ella hacen los dos partidos mayoritarios que la elaboraron a su conveniencia, claro está, de bipartidismo y alternancia en el Gobierno central, PP y PSOE, a los que se ha unido Ciudadanos.
Lo más correcto sería empezar de nuevo, volver a la casilla de salida, e iniciar un proceso constituyente por el cual las actuales Cortes elaborasen una ley y calendario de transición que dé igualdad de oportunidades a todos los grupos sociales que quieran participar en la elaboración de una nueva Constitución basada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y comprometida activamente en la defensa de los mismos. Podríamos decir que ya hay un ejemplo: las Cortes franquistas, así se dijo, se hicieron el hara-kiri, y pasaron “de la ley a la ley”, de la dictadura a la Democracia, tan rica y sencillamente. A las actuales Cortes les reconozco un sentido democrático mayor que a las franquistas, y sería estupendo que lo demostrasen renunciando a los escandalosos privilegios de los que disfrutan sus miembros, diputados y senadores, con relación a la mayoría de la gente normal y corriente que es la que pagamos los sueldos de los parlamentarios.

 Una Constitución que posibilita leyes atentatorias a los derechos básicos de información veraz, libertad de expresión, reunión, manifestación, difusión y publicación, a través de leyes-mordaza, necesita ser revisada.

Una Constitución que permita ser manipulada, retorcida, y reinterpretada por gente y grupos de presión que en todas las esquinas, en un corte de carreteras, en una pelea de madrugada, en una viñeta, en un tuit, en una representación teatral, en una canción, en una desobediencia civil, cívica y civilizada…, ven delitos de sedición, rebelión y terrorismo y se valen de tribunales especiales para hacer literatura de la mala, en sus “autos”, en lugar de limitarse a una exposición de hechos, necesita ser revisada porque su preocupación es la defensa de un estatus concreto, de un grupo social concreto. (Afortunadamente, aún hay, también entre los jueces, quien tiene dos dedos de frente y trata de apaciguar los ánimos, en lugar de soliviantarlos).

Una Constitución que posibilita violar impunemente su artículo 25, impidiendo de hecho toda posibilidad de reeducación y de reinserción social del condenado judicialmente, necesita ser revisada.

Una Constitución que permite ser desfigurada en sus aspectos más sociales (vivienda, educación, salud, cultura, libertad de expresión…) y resaltada en sus aspectos más coercitivos y represores (art. 135, que antepone la satisfacción de los ricos al bienestar de los ciudadanos, ley mordaza, art.155 de intervención de Autonomías,…) necesita ser revisada.

Una Constitución que permite que la cúpula de la organización social y política, la llamada Jefatura del Estado, esté configurada según la voluntad del dictador Francisco Franco Bahamonde, es inválida de raíz para la organización democrática de la sociedad, y merece ser derogada y cambiada.

Una oposición parlamentaria que no es capaz de parar estas interpretaciones sesgadas y partidistas que de la Constitución hace el Gobierno central y centralista del PP, necesita repensarse para centrarse en lo esencial, la organización democrática de la vida ciudadana, y para superar sus diferencias, pequeñas y mayores.

El 2º motivo por el que legítimamente podemos alegrarnos los carlistas es por el anuncio de la disolución de ETA; también en ello hemos puesto nuestro granito de arena, a través del Manifiesto por la Paz, de 1996, y de nuestra pública postura de apoyo a la búsqueda de soluciones políticas, o sea, dialogadas, desechando las basadas en la fuerza, en la violencia física. Y para esto, el Gobierno central y centralista del PP tampoco ha contribuido positivamente.

Termino haciendo una referencia a Europa cuyo día celebraremos la próxima semana; no es la solución mágica a los problemas que se generan en la convivencia social del día a día, pero al menos hay pluralidad y es obligatorio tenerla en cuenta. Esta Europa de los mercaderes, explotadora de países más débiles, rica, y limosnera para no ejercitar la solidaridad, no es la Europa que queremos los Carlistas. Nosotros queremos una Europa al modo de las Españas en la que todos y cada uno de sus miembros, personas y países, contribuyamos en la medida de nuestras posibilidades, para poder recibir, todos y cada uno, personas y países, en la medida de nuestras necesidades siguiendo la estela del Bien Común y de la Justicia Social.

Discurso de José Lázaro Ibañez (Secretario General de Euskalherriko Karlista Alberdia)

Egun on, buenos días

Nunca esta sociedad, tantos medios económicos, de cultura y de altas tecnologías para afrontar soluciones favorables para los más débiles.

Jamás se ha dado tanta desigualdad, paro corrupción, egoísmo e inseguridad y por tanto insolidaridad entre la personas y sus pueblos, guerras promovidas y financiadas por los países que nos tenemos por civilizados y muy demócratas.

La democracia, la libertad, la participación están bajo mínimos, lo mismo la derecha que la izquierda, cuando tienen ocasión de imponer sus criterios, lo hacen sin ningún miramiento, no son consecuentes ni respetuosos con lo que dicen pensar y defender, prostituyen la democracia, tienen miedo a una verdadera participación del pueblo que dicen representar, el respeto a las minorías, a los más débiles es falso, se avanza hacía una sociedad sin valores, materialista, muy deshumanizada, sin principios.


Esta sociedad esta enferma. No nos sentimos representados, el camino que se lleva es equivocado, la violencia de los más fuertes y su egoísmo no tienen límites, se están asentando unas diferencias y desengaño que son muy preocupantes, vamos a la deriva, la autodestrucción del planeta, con sus malditas guerras, hay países que es más fácil encontrar un tanque o un fusil, que un libro, o un tractor.

La naturaleza, la estamos convirtiendo en un inmenso cubo de basura, estamos contaminando todo, montes, ríos y mares, el maltrato a la naturaleza lo van a pagar nuestros hijos y nietos, ¿Qué futuro les vamos a dejar? ¿Qué estamos haciendo?. BASTA YA.

Hace falta un cambio radical con una clase política con otros principios de humanidad y solidaridad, capaz de regenerar esta situación, antes de que sea tarde.

Debemos hacer un esfuerzo personal y como Partido para avanzar hacia una sociedad con otros valores, por respeto a nuestros mayores y a nuestra historia de casi 200 años.

Desde esta falda de Montejurra, Montaña de la Libertad, debemos salir más comprometidos a seguir en la lucha, con más intensidad, contra viento y marea, teniendo muy claro que nadie nos va a regalar ni facilitar nada.

Los cambios en la sociedad a lo largo de la historia siembre han sido promovidos por los grupos minoritarios, por esto mismo somos necesarios.

En estas fechas compañeros, no podemos olvidar la primavera del 68, que la vivimos intensamente enfrentándonos al franquismo desde el primer minuto, a pesar de la continua manipulación que se hace desde la llamada izquierda democrática.
A estos falsos demócratas, les recordamos, que en esa época nos detenían por centenares, nos torturaban, nos multaban, nos cerraban círculos, los medios de comunicación, Esfuerzo Común, la revista Montejurra, el Pensamiento Navarro, desterraban a nuestros dirigentes, a Portugal, Riaza, Almería, Zaragoza.

A nuestro viejo Rey, D. Javier, sus hijos D. Carlos Hugo, Mª Teresa, los expulsaban continuamente de España, todo esto, era consecuencia de la lucha frontal contra la dictadura, en la lucha por las libertades y por una España Federal para todos.

Para acabar, quiero que tengamos claro, que el estado español, no es ejemplo de justicia y libertad, más bien todo lo contrario, se mueve en el fango y en las más oscuras actuaciones del terrorismo de estado, ejemplos claros los tenemos muy cerca.

Vitoria, Montejurra 76 – 77, San Fermín 78, atocha, los Gal, el 23 F, con una justicia deshumanizada y al servicio de los poderosos, es una vergüenza nacional, los hechos de Alsasua y la Manada, son síntomas muy graves que demuestran que esta sociedad esta enferma, en descomposición, no son actuaciones aisladas, son fruto y consecuencia de una clase política sin escrúpulos, corrupta y de una sociedad degradada y vacía de valores.

La manada es este sistema, que produce y facilita estos comportamientos.

Debemos decir una vez más ¡BASTA YA!, y que la lucha continua, por una regeneración democrática

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog