CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

viernes, 29 de febrero de 2008

LOS REYES QUE HAN DE VENIR


Creo que fue René Genón quien llamaba “Tradición Primigenia” a aquella antigua creencia que, con pequeños matices o incluso sin ellos, era común a diferentes culturas que nunca habían tenido contacto entre ellas por lo que al darse en distintos lugares con un contacto imposible entre ellos hacía pensar al mencionado autor en la certeza, verosimilitud y realidad de la creencia.

Dentro de estas creencias que se dan en diversas culturas hay una extremadamente curiosa que se repite periódicamente en Europa (1), la última vez en el Siglo XX, cual es la del "Rey Oculto".

Sin duda alguna, todos recordamos la historia de Ana Anderson, mujer que durante decenios se hizo pasar por la Gran Duquesa Anastasia, hija del Zar Nicolás II, y que consiguió convencer de su imperial origen a la mayor parte de la nobleza rusa en el exilio obteniendo gran apoyo y simpatía entre los monárquicos rusos que solo disminuiría tras su muerte para desaparecer por completo a finales del Siglo XX cuando mediante pruebas de ADN se descubrió que no tenía parentesco alguno con la familia Romanov, aunque el misterio sigue teniendo cabida ya que tras el levantamiento de los cadáveres de la familia imperial Rusa en el pozo donde fueron arrojados después de su asesinato, se descubrió que faltaban tanto el cadáver de una de las Grandes Duquesas como el del Zarevich. En este sentido hay que indicar un hecho que la gran mayoría desconoce y es que, en el mismo tiempo en que la supuesta Anastasia hacía su aparición en Paris, también aparecían varios niños afirmando ser el Zarevich Alexei.

No sería de especial relevancia actualmente que en el París de entreguerras apareciera una persona diciendo estar emparentada directamente con una familia real que había tenido un trágico final, pudiéndose catalogar a la misma como una simple aventurera con ánimo de estafar. Lo que sí llama la atención y nos hace creer que estamos ante una manifestación sociológica de esa “Tradición Primigenia” a la que aludíamos al principio es el hecho de que no era la primera (ni la segunda) ocasión que tal acontecimiento sucedía y siempre en Europa.

Ya en 1820, en pleno periodo de la Restauración Monárquica en Francia, apareció en Paris un zapatero llamado Maturín Bruneau quien decía ser el mismísimo Luís XVII (hijo del Rey Luís XVI) quién mediante una historia propia de la mejor novela de aventuras, había logrado sobrevivir a su dura prisión en la torre del Temple. La afirmación de ser la real persona iba acompañada de grandes y minuciosos detalles sobre la familia real francesa y su vida cotidiana en la prisión que solo podían ser conocidos por alguien muy próximo a ellos. A pesar de que en esa época Francia ya era una monarquía en la persona de Luís XVIIl (hermano de Luís XVI), el pretendido Luís XVII tuvo multitud de partidarios sinceros que convirtieron su aparición en una muy grave cuestión de estado provocando que Maturín Bruneau marchase al exilio donde se condujo en todo momento como un soberano exiliado. Años después, en 1870, cuando la restauración monárquica en Francia pudo ser posible en la Persona de Henri V, Conde de Chambord, el misterio de Luís XVII seguía vigente y al parecer, además de la cuestión de la bandera, también pesó en la decisión del conde para no aceptar la corona francesa el hecho de que Maximino, uno de los videntes de La Salette, le manifestase en un audiencia privada que la Virgen en su aparición les había asegurado que Luís XVII no había muerto en el Temple. El cuerpo de Maturin Bruneau descansa hoy bajo una losa en la que se lee: “Luís XVII Rey de Francia”.

No obstante, la historia de Luís XVII, tampoco fue la primera que acaecía, ya que en Portugal por el año 1578 nacía la “Leyenda del Sebastianismo” que sostiene que el Rey Sebastián de Portugal no murió en la batalla de Alcázarquivir (4 de Agosto de 1578), sino que sobrevivió a la misma y permaneciendo oculto o siendo víctima de alguna conspiración de alta política. En los años inmediatamente posteriores y ya siendo Felipe II Rey de Portugal, aparecieron al menos cuatro individuos, con cierto parecido al rey desaparecido, haciéndose pasar por Don Sebastián, siendo el más conocido y famoso de los cuatro el llamado “Pastelero de Madrigal”, que sería inspiración de diversas obras literarias entre las que podemos citar “Ni Rey ni Roque” de Patricio de la Escosura y “Traidor, inconfeso y Mártir” de José Zorrilla. De los cuatro personajes que pretendían ser el Rey don Sebastián de Portugal, tres fueron condenados a muerte y ejecutados y uno sufrió galeras de por vida, lo que nos permite imaginarnos la importancia política que debieron tener y la influencia que debieron ejercer sobre la población portuguesa.

Anteriormente a la historia de Don Sebastián, hubo otra idéntica en el Siglo XIII y que tuvo como protagonista al emperador Barbarroja, quién murió camino de las cruzadas y que los alemanes creyeron escondido en el interior del Etna, escondite éste que abandonaría en el momento más crítico y peligroso para sus súbditos.

Estos hechos históricos y verídicos que se han enumerado reúnen unas características comunes a todos ellos como son que surgen en momentos sociológicos de gran incertidumbre, peligro y miedo, la figura del “Rey perdido que volverá a aparecer” actúa como catalizador de la esperanza en tiempos mejores y del anhelo de Justicia al encarnar siempre los valores espirituales y morales del Caballero Ideal y sin mácula. Todas estas historias son recreaciones materiales y auténticas que se hacen inconscientemente de la "Leyenda Artúrica" en la que tras la muerte del Rey Arturo, su cuerpo es trasladado por las Ninfas a la isla de Avalón donde se convierte en cuervo y espera ser llamado por sus súbditos para retornar al trono desde donde impartirá Justicia y gobernará con sabiduría (2), pero más aun se podría afirmar incluso que reproducen de forma humana y por tanto imperfecta las enseñanzas teológico-cristianas en lo relativo a la muerte de Nuestro Señor Jesucristo, su entierro, su resurrección y su futura segunda venida.





(1) Aunque también se da en la cultura judía con el Mesías y en la islámica con el Mahdí, último imán que permanece escondido y volverá al final de los tiempos.

(2) La creencia en esta leyenda fue tan fuerte que en la Inglaterra medieval se llegó incluso a prohibir la caza de cuervos.

martes, 26 de febrero de 2008

EL PENSAMIENTO DE CHARLES MAURRAS Y SU INFLUENCIA EN EL PENSAMIENTO POLÍTICO EUROPEO


Cuando se habla de la historia política del Siglo XX a todos se nos viene a la memoria como hechos destacable el triunfo de las ideas totalitarias como el comunismo o el fascismo y a todos nos saltan a la memoria nombres como los de Stalin o Hitler, pero realmente, en el siglo pasado, hubo, no un político que se convirtiera en célebre Jefe de Estado o de Gobierno, sino un pensador por muchos desconocido, que influyó de forma decisiva y casi anónima en todo el pensamiento conservador europeo: Charles Maurras.
Charles Maurras nació en Martigues (Provenza francesa) el 20 de Abril de 1868 creciendo en un ambiente católico y monárquico. Durante los primeros años de su adolescencia se volvió completamente sordo lo que le hizo perder las ilusiones. A los 17 años se trasladó a París, ciudad en la que trabajó para diversas publicaciones periódicas, incluida La Cocarde, una revista de aire republicano. Fue en el año 1889, cuando el Affaire Dreyfus le hizo decantarse decididamente por la política y unirse a la redacción del periódico entonces republicano “Revue d'Action française” fundado el año anterior por Maurice Pujo y que a partir del 21 de Marzo de 1908 pasaría a llamarse “L'Action française” siendo ya una publicación monárquica desde la cual se comenzó a forjar y difundir el ideario maurrasiano
Las ideas de Maurras, que no se puede calificar de originales, se construyen mediante la adaptación a Francia de idearios surgidos fuera de las fronteras francesas y la síntesis de elementos tradicionales franceses e ideas más modernas (en esa época). Así el pensamiento Maurrasiano queda constituido por los siguientes principios básicos:
1º. INTENSO NACIONALISMO.- Que él mismo llegó a calificar de “Nacionalismo Integral” en el cual, lo importante es la nación francesa y todo aquello que en el pasado o en el presente sirva o haya servido para hacerla grande, quedando resumido su pensamiento nacionalista en su sentencia: “Todo lo que es Nacional, es Nuestro”. Este nacionalismo integral pretendía superar las divisiones entre las distintas tendencias nacionalistas existentes en la III República y representadas por Legitimistas, Orleanistas, Bonapartistas y, sobre todo, por el Ejército Francés llegando a su punto cumbre en 1914 cuando Maurras y “L'Action française” apoyaran sin condiciones ni reparos la entrada de Francia en la Guerra contra Alemania lo que implícitamente significaba apoyar a la Republica y al republicano Clemenceau.
2º. IDEA DE DECADENTISMO.- Las ideas maurrasianas se encuentran influidas por la idea de decadencia ya desarrollada en Francia por Renan y Taine. Maurras sentía que Francia había perdido su "grandeza" durante la revolución de 1789, grandeza heredada de sus raíces romanas y desarrollada por "40 reyes que en un centenar de años crearon a Francia". Según escribió Maurras en el periódico Observateur française, la revolución no fue más que una revuelta negativa que destruyó todo el trabajo nacional anterior.
3º. TRADICIONALISMO RELIGIOSO.- Maurras, que era personalmente agnóstico, apoyó a la Iglesia Católica simplemente porque estaba íntimamente ligada a la historia de Francia y porque su estructura jerárquica y su elite clerical eran la imagen perfecta de su sociedad ideal. Sin embrago, menospreciaba los evangelios y todo su mensaje sobrenatural. En realidad y, suponiendo que esto fuera posible, fue un defensor del catolicismo sin su cristianidad. Esta utilización política de la religión y que lleva consigo el sometimiento de la teología a la acción política, constituye en Maurras una modernización de las antiguas ideas galicanas.
4º. MONARQUISMO.- La visión autoritaria y elitista de la sociedad en Maurras, unido a su idea de decadentismo, le lleva a decantarse por la forma monárquica de estado, cuyo intento de modernización y adaptación, le lleva curiosamente a plagiar parcialmente ideas del carlismo español afirmando que el Rey de Francia sería “Un Cesar con Fueros”, aunque Maurras nunca tuvo muy claro que eran los Fueros, en base a ellos, elaboró cierta doctrina regionalista para Francia.
5º. ANTISEMITISMO.- El antisemitismo en Maurras, y aunque parezca extraño, es más bien una idea accidental y renunciable que se manifiesta a raíz del “Affaire Dreyfus”. En mi opinión tal antisemitismo se da en Maurras porque la revisión del proceso a Dreyfus pondría de manifiesto (como en realidad ocurrió) la gran corrupción existente en el Ejército Francés de la época lo que llevó a una gran pérdida de prestigio social a una fuerza fundamental del nacionalismo integral maurrasiano. Más relevante que ese antisemitismo es la idea concebida por Maurras del “Extranjero Interior” que serviría para señalar a todos aquellos que, viviendo en Francia y teniendo la nacionalidad francesa de origen o adquirida con posterioridad, desnaturalizan los valores franceses y no sienten el amor a Francia que exige su “nacionalismo integral”.
Todas estas ideas, perfectamente elaboradas, entrelazadas y difundidas, que forman el verdadero “Cuerpo Doctrinal Maurrasiano” adquieren una enorme capacidad de seducción sobre las elites intelectuales francesas y no francesas de la primera mitad del Siglo XX e influyen decisivamente en diversos movimientos políticos.
De este modo, las ideas de Maurras que solo tienen una influencia notable en el fascismo italiano, son decisivas en el origen y fundación del movimiento belga “Christus Rex” de León Dregelle, quien llega a manifestar claramente, antes de la adscripción de este personaje al nazismo, que “la doctrina del Rexismo es la doctrina de Charles Maurras” siendo sobre todo en la península ibérica donde más influencia ejercerán, pues el Maurrasismo inspirará la aparición en Portugal del llamado “Integralismo Lusitano” que se dividirá, a su vez, en una vertiente derechista cuyos máximos exponentes serán Oliveira Salazar en Portugal y Ramiro de Maeztu en España y en una vertiente izquierdista, opuesta a la primera, representada por el portugués Francisco Rolao Preto que se denominará “nacional-sindicalista” y que será introducida en España por Ramiro Ledesma Ramos.
La influencia de Maurras en el pensamiento conservador europeo no acabará ni con su detención en 1944, ni con su condena por colaboracionismo ni con su muerte, acaecida el 16 de Noviembre de 1952. Por el contrario se encuentra muy presente en el pensamiento político del propio Charles de Gaulle y de los neoGaullistas franceses hasta nuestros días, mientras que en España la influencia maurrasiana jamás desapareció por completo perviviendo durante el franquismo en la actualización del ideario monárquico liberal realizado por los Círculos Monárquicos próximos a Juan de Borbón y constituyendo actualmente una importante corriente ideológica interna en el seno del Partido Popular.

domingo, 24 de febrero de 2008

OTRA CONMEMORACIÓN EN ESTE AÑO: 175 ANIVERSARIO DEL CARLISMO


Este año 2008, en el que todo parece volcarse en la conmemoración interesada y cada vez menos interesante del bicentenario del 2 de Mayo de 1808, también se conmemora, sin fundación institucional alguna que sirva para ocultar la directa subvención a la mediocridad intelectual, el 175 aniversario del surgimiento del Carlismo.Efectivamente fue también un día 2, aunque del mes de Octubre y del año 1833, cuando el Administrador de Correos y Comandante de los Voluntarios Realistas de Talavera de la Reina, don Manuel María González, levantó por primera vez la bandera Carlista proclamando en dicha localidad castellana y manchega a S. M. C. Carlos V de Borbón como Rey legítimo de las Españas. En los días siguientes los levantamientos carlistas y las proclamaciones del Rey legítimo se sucedieron por toda la geografía española.Ese día 2 de Octubre de 1833, hace ahora ciento setenta y cinco años, surgía una de las causas políticas más veteranas de toda Europa y un movimiento político que impregnaría hasta el presente gran parte de la vida política y social de España, siendo incluso motivo de inspiración de literatos y artistas.A lo largo de su historia, los carlistas sostuvieron varias guerras contra el ideario liberal cuya maldad intrínseca habían denunciado y que, triunfando hoy en casi todo el mundo, deja al descubierto cada vez más su cara oculta de miseria moral, explotación sin límite de hombres y recursos y despotismo brutal con apariencia de hipócrita libertad. En esa lucha contra el liberalismo, sufrieron los carlistas persecución, proscripción y destierro, sin que nadie haya conseguido jamás que depongan su bandera permaneciendo siempre fieles y perseverando en el ideal sin ceder jamás ni a la fuerza, ni al terror, ni a los honores.Tal perseverancia y tal lealtad a unas ideas a lo largo de casi dos siglos no puede denotar nada más que la honradez de las personas que las profesan y, comparando la actitud mantenida por generaciones y generaciones de carlistas en estos ciento setenta y cinco años de historia con la sostenida por los militantes de otros movimientos políticos que han existido y existen, incluso imperando actualmente en España; sea justo y correcto definir al Carlismo como: LA ÚNICA CAUSA POLÍTICA HONRADA QUE EXISTE Y QUE HA EXISTIDO EN LAS ESPAÑAS EN LOS ÚLTIMOS DOS SIGLOS Y POR TANTO, DIGNA DE TODA LA CONFIANZA Y DE TODOS LOS VOTOS.

sábado, 23 de febrero de 2008

IN MEMORIAM: ¡¡¡VIVA EL REY JAVIER I!!!


En el año que prácticamente acaba de terminar del 2007, se conmemoró el trigésimo aniversario del fallecimiento de quien fuera el REY (así, con mayúsculas) de las Españas, don Javier I de Borbón-Parma quien, por su conducta personal y política, ha sido y es uno de los pocos príncipes que en Europa merecen el adjetivo de GRANDES.Don Javier vino al mundo en la Toscana italiana el 25 de Mayo de 1889 siendo bautizado cinco días después con el nombre de Javier en honor del Santo Patrón de Navarra y por expreso deseo de su padre don Roberto de Borbón-Parma quién había combatido en la Tercera Guerra Carlista.España y el carlismo constituyen partes importantes, y posiblemente fundamentales, de la vida política de Don Javier, pero no las únicas porque como príncipe Europeo no dio la espalda a los acontecimientos que amenazaban el continente teniendo una vida repleta de sacrificios y actividades políticas y militares dignas de verse reflejadas en una novela de aventuras. Así, en el año 1900 participó en una conspiración monárquica en Portugal que pretendía restaurar la monarquía apartando a dicho país de la alianza servil suscrita con la Gran Bretaña y que llevaría siete años después al país vecino a entrar en guerra y a sacrificar más de seis mil vidas portuguesas.Al estallar la primera guerra mundial, en vez de refugiarse en la comodidad y en la seguridad de un palacio y dando el máximo ejemplo de que “Nobleza Obliga” se alista en el ejército belga desoyendo las órdenes del entonces Rey de España y Jefe de la Casa Borbón, don Jaime III, quien ordenaba a los españoles y a los carlistas que mantuvieran la más estricta neutralidad ante el conflicto y asumiendo que al tomar partido por “la pequeña y católica Bélgica” se enfrentaba no sólo al Imperio Alemán, sino también al Católico Imperio Austrohúngaro de cuyo Trono era heredera por matrimonio con don Carlos de Austria su hermana, doña Zita de Borbón Parma. En el ejército belga adquiere el grado de capitán de artillería contribuyendo a retrasar diez días el avance alemán por Bélgica lo que, junto con el ataque ruso sobre Prusia Oriental, hizo posible el “Milagro del Marne”. Tras el hundimiento del frente belga, continuó combatiendo en el frente Francés en el sector de Flandes hasta 1917, año este, en que a petición del Papa Benedicto XV, encabezó, junto con su hermano mayor Sixto, una misión diplomática secreta tendente a separar el imperio Austrohúngaro de su suicida alianza con el Imperio Alemán, lo que hubiera favorecido una paz separada con Austria-Hungría, su continuación como potencia centroeuropea y el final de la guerra.Al terminar la guerra mundial, siguió atento a la política europea, señalando las graves consecuencias que en el futuro tendrían los tratados de paz de 1919 y oponiéndose a las tendencias totalitarias que triunfaban en Italia y Alemania. En 1936, por delegación del Rey Alfonso Carlos I y con grandes reparos autoriza, el 14 de Julio, la adhesión carlista a la sublevación militar del general Mola siendo nombrado el 5 de Agosto de 1936, General de División de los Reales Ejércitos.El 28 de Septiembre de 1936, al fallecer el Rey Alfonso Carlos I atropellado por un camión militar alemán en Viena, accidente éste que, posiblemente fuera fraguado por los Servicios Secretos franquistas en colaboración con la GESTAPO, don Javier accede a la jefatura del carlismo en calidad de Regente cruzando la frontera española en dos ocasiones: la primera, en 1937, para visitar a su hermano Cayetano, alistado en el Tercio de Requetés “Navarra” con el nombre de Gaetán de Lavardín y herido en los combates desarrollados en torno a Bilbao durante la campaña del Norte. La segunda, en noviembre de 1937, para declarar expulsados del Carlismo a cuantos habían apoyado el Decreto de Unificación de 1937, que fusionaba en un único partido político, FET y de las JONS (Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista) a carlistas y falangistas, y para entrevistarse personalmente con Franco para protestar por dicho Decreto. Visita el frente del Norte y Andalucía (Jerez, Sevilla y Granada). Es en la ciudad de la Alhambra donde recibe la orden de abandonar España, decisión por la que nuevamente protestará personalmente ante Franco. Marcha a Portugal, primero, y a Francia después, fijando su residencia en el castillo de Bostz en 1938. Tras el final de la Guerra Civil, se da la paradoja de que el carlismo, facción política integrante de la coalición de fuerzas que gana la guerra, es perseguido y hostigado por el nuevo régimen (expropiación de bienes, locales, periódicos, encarcelamientos, etc.).Al estallar la II Guerra Mundial en 1939, sirve como Coronel de Artillería en el ejército Belga tras la invasión alemana del país, se retira a San Juan de Luz, en Francia, donde permanece hasta la llegada de los alemanes a la ciudad. Al serle denegada la entrada en España por el régimen franquista, marcha a la zona de la Francia no ocupada, donde ingresa en la Resistencia Francesa ayudando a los evadidos aliados primero y dirigiendo después, en la zona del Alliers, una guerrilla de unos cien hombres. El 22 de Julio de 1944 es capturado y condenado a muerte aunque no es ejecutado siendo trasladado a la cárcel de Clermont-Ferrand, primero, y al campo de exterminio de Natzweiler, en Alsacia, después. Estará allí hasta que el avance de los Aliados provoca la evacuación del campo y el traslado al de Dachau. Allí, tras ser dado por muerto por un médico alemán, le es hecha una trepanación sin anestesia por un médico judío para curarle de una mastoiditis aguda. Nuevamente es evacuado de Dachau ante el avance de los Aliados y trasladado a Prax, en el Tirol. Será finalmente liberado, por tropas estadounidenses procedentes de Italia, el 8 de mayo de 1945.El 26 de junio de 1950, continuando en su condición de Regente del Carlismo y en abierta oposición al General Franco y a su régimen; jura los fueros vascos bajo el árbol de Guernica y ordena que se deje de calificar a Vizcaya y Guipúzcoa de “Provincias Traidoras”. Un año después, en diciembre de 1951, jura los fueros catalanes en Montserrat. En mayo de 1952, tras ser persuadido de la necesidad de ser nombrado rey por el Consejo Nacional de la Comunión Tradicionalista, acepta concluir los dieciséis años de regencia siendo proclamado rey de España en Barcelona. Poco después es expulsado de España. Envía entonces a sus hijos a España, siendo especialmente relevante el papel de su hijo Carlos Hugo, que se dirige a los españoles por primera vez en calidad de príncipe de Asturias el 5 de mayo de 1957, en Montejurra (Navarra).En enero de 1965, don Javier convoca a la Junta Nacional Carlista en el castillo austriaco de Puccheim y les expone las líneas maestras de la nueva línea ideológica que habría de seguir el movimiento y que se caracterizaría por su férrea oposición al Franquismo y por el Federalismo en lo político y por un “Socialismo” no marxista y de corte autogestionario en lo social. El 26 de diciembre de 1968, la familia real carlista es expulsada nuevamente de España, so pretexto de que "incumplen las disposiciones que regulan la residencia de extranjeros en España". Al mismo tiempo que desarrolla su actividad carlista, circunscrita al marco español, no abandona su interés por la política y la sociedad internacional participando activamente en el Concilio Vaticano II donde tuvo una relevante influencia y una frenética actividad entre bambalinas.En febrero de 1972, tras sufrir un grave accidente de tráfico, concede plenos poderes a su hijo, Carlos Hugo, para dirigir el Partido Carlista, y el 20 de abril de 1975 abdica en él.Dos años después, el 7 de Mayo del 1977 y mientras los carlistas se reunían en su acto político anual de Montejurra, fallecía, en la ciudad suiza de Coira (Chur), en el cantón suizo de Graubünden, a los 87 años de edad el HOMBRE que hubiera cambiado para bien la historia de España y el REY que habría sido la envidia del mismísimo Cid por ser el siempre reclamado “BUEN SEÑOR”.

EL HOMBRE Y LOS MITOS


En todos los tiempos el hombre ha creído en cosas fantásticas y por esas creencias ha realizado grandes proezas y también, justo es decirlo; algunas barbaridades. No obstante, en los tiempos actuales, ya no cabe duda alguna de que existe un interés, oscuro e interesado, por derribar creencias en aras de un supuesto rigorismo científico e historiográfico.
Este afán destructor, que en el Siglo XX ha alcanzado su mayor virulencia, se ha marcado como último objetivo atacar la estatua de la Loba Capitolina afirmando que la escultura de bronce que se exhibe actualmente en el Ayuntamiento de Roma, no es etrusca ni data con anterioridad al nacimiento de Cristo, sino que, por la técnica utilizada en su construcción, es de época medieval. Poco importa que la Loba Capitolina aparezca en antiguas monedas romanas, lo que avalaría que, si no la estatua actual otra idéntica, existió en la Roma de los Césares. Lo verdaderamente importante para la ciencia historiográfica actual es engendrar la duda entre la humanidad de que la estatua de la Loba que se contempla en Roma no es auténtica, con lo que también se engendra la duda sobre si tal estatua existió realmente alguna vez en la Roma Antigua y más aún, se hace creer que la leyenda de Rómulo y Remo, no es ya ni una parábola ni un cuento para niños, sino simplemente una solemne tontería.
Tan sólo hace unos pocos años, el ADN se encargó de destruir uno de los mas hermosos mitos surgidos en la edad contemporánea cual era “El misterio del Temple” que tantas aventuras reales engendró (como la del zapatero Maturin Bruneau) y tantas historias literarias inspiró siendo uno de los mitos románticos por excelencia.
Las leyendas y los mitos, la inmensa mayoría de los cuales datan de tiempos antiquísimos, han inspirado durante siglos a poetas, artistas y literatos siendo por ello fuente de constante inspiración y sobre todo un imprescindible y hermoso adorno para la existencia humana. El ser humano necesita mitos y leyendas que inspiren su mente y sirvan de alimento para espíritu. Si tales mitos no se dan, la humanidad no tarda en crear otros sin duda menos bellos, menos auténticos y mucho más nocivos, llamando la atención que la comunidad científica, tan presta a destruir los bellos mitos clásicos, guarde silencio, cuando no, jalee la invención de nuevas y fantásticas historias que solo sirven para generar zozobra y enriquecer a sus creadores, como ocurre con el caso del autor del “Código Da Vinci” al tiempo que somete al rigor de la investigación el caso de la “Sábana Santa de Turín” cuando posiblemente estemos ante la única reliquia auténtica que se guarda de Nuestro Señor Jesucristo, pues ¿Cómo creer, tal y como pretende la comunidad científica, que estamos ante una pintura medieval, cuando tal pintura contradice toda la iconografía cristiana de esa época?.
Se puede ignorar si en Santo Grial existe o no y, en su caso, donde puede estar oculto, pero no se debe olvidar que si la humanidad pierde el interés por tales mitos y da la espalda a su eterna búsqueda, habrá renunciado a la belleza sublime de su existencia.

miércoles, 20 de febrero de 2008

INCOHERENCIAS DEL PP Y DEL PSOE ANTE LA SITUACIÓN POLÍTICA ACTUAL




La presente legislatura, iniciada en el año 2004 es la más extraña y demencial de toda la historia del postfranquismo. Del Partido Socialista no se sabe donde quiere ir y del Partido Popular se ignora a donde quiere llegar, no obstante ambos partidos niegan hoy lo que ayer afirmaban y hoy hacen lo que ayer se negaban a hacer por todo lo cual, si bien no se puede apuntar que todo el estado se haya rendido, lo que si se debe ir ya vislumbrando es la quiebra de toda legalidad en España, la abrogación de todo su marco constitucional y la eliminación de cualquier apariencia de decencia que en un futuro muy próximo permitirá afirmar en alta voz, con justicia y con razón que “EN ESPAÑA NO HAY LEY, NI MORAL NI VERGÜENZA”. He aquí una sucinta relación de despropósitos e imposturas del Partido Popular y del Partido Socialista.

1º. El PSOE, en el año 2003 encabeza y se moviliza contra la guerra de Irak y contra la presencia española en las Azores propiciada por el Partido Popular. No obstante se ignora que fue el PSOE quien el 25 de Agosto de 1990 rompió la tradicional neutralidad española ante diversos conflictos bélicos con el envío de una fragata y dos corbetas a la primera guerra del Golfo pérsico… ¡¡Todo ello con intenciones humanitarias!!.

2º. El P.P. en el 2005 critica la actuación del gobierno socialista en materia de extranjería así como la regularización de centenares de miles de emigrantes ilegales, ignorando que, ellos; cuando eran gobierno en el año 2000, regularizaron a centenares de miles de emigrantes ilegales cuando redactaron una nueva Ley de Extranjería. El pasado año 2006 al mismo tiempo que uno de los líderes del P.P., el Sr. Aceves afirmaba en Telemadrid que España esta al límite de la admisión de emigrantes, la presidenta popular de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, afirmaba en el mismo medio que “la Comunidad de Madrid necesita más emigrantes”… ¡¡No es preocupante… solo una pequeña falta de coordinación!!

3º. El PSOE aumenta la participación militar en Afganistán con la excusa de garantizar la elecciones que tendrán lugar en dicho país constituyendo todo ello una “operación humanitaria”. Para terminar participando en una guerra en Asia Central en donde no se ha perdido nada a los españoles es cuestión de preguntarse el por qué los socialistas protestaron con tan gran virulencia contra una guerra patrocinada entre otros por el gobierno del Partido Popular en Oriente Medio… ¡¡¡Al menos Irak está más cerca y cuesta menos el transporte!!!.

4º. El P.P. critica al gobierno socialista de Rodríguez Zp por no conceder a la soldado muerta en Afganistán la Cruz al Mérito con distintivo rojo cuando el gobierno del Partido Popular del Sr. Aznar negó el distintivo rojo a los agentes del C.N.I. muertos en Irak en el 2004.

5º. El P.P. inicia en el año 2006 una fuerte campaña contra el Estatuto Catalán entre otras cosas porque este prevé la definición de Cataluña como nación y un ámbito judicial único cuando en el presente año del 2007 el mismo Partido Popular ha favorecido la aprobación del estatuto andaluz que se refiere a Andalucía como “Realidad Nacional” y ha redactado el estatuto valenciano que prevé competencias únicas en materia de justicia. Y… paramos en este punto pues no vamos discursear sobre la labor en Galicia del dirigente popular y exministro franquista, D. Manuel Fraga Iribarne, que durante todos sus mandatos ha favorecido la inmersión lingüística, el crecimiento del nacionalismo gallego y la propagación de la idea del “Estado Único”; es decir todas aquellas cosas que el Partido Popular niega y combate cuando no es él o cualquiera de sus líderes quienes las proponen.

6º. El PSOE lleva a cabo una activa política tendente a marginar a la Iglesia Católica de los planes de estudios y de la financiación mientras por otro lado ha hecho que España sea el único estado en Europa que tenga una asignatura, aunque opcional, de educación de la religión islámica.

7º. El P.P. combate con gran ardor la política del Partido Socialista en materia de terrorismo cuando resulta no solo que ellos también han negociado (sobre todo durante la tregua de 1998) sino que, además como herederos manifiestos del centrismo de la extinta UCD fueron los primeros en negociar e incluso en excarcelar a numerosos presos terroristas mediante las leyes de Amnistía que posteriormente… ¡¡Volvieron a matar!!.

8º. El P.P. combate durante toda la legislatura el proyecto socialista de una “Ley de Memoria Histórica” por considerar la misma contraria al espíritu de reconciliación nacional que inspiró la llamada transición, en cambio niega o no reconoce que fue el Gobierno del Partido Popular presidido por el Sr. Aznar quien, en 1999 y tal vez por la necesidad de apoyos parlamentarios, sacó adelante una estrambótica e injusta ley por la que se reconocía la nacionalidad española a los combatientes de las Brigadas Internacionales.

Podríamos seguir sacando contradicciones de los dos partidos políticos mayoritarios, explotadores de la situación de oligopolio político, que los españoles estamos sufriendo aunque por el momento la memoria no nos da más de sí. Detrás de estas acciones contradictorias solo esta la ambición megalómana y egoísta de unos líderes sin escrúpulos que aspiran a llegar al poder a todo trance, aunque sea sobre montones de cadáveres, para luego incluir el ser jefe del gobierno en sus curriculums vitae medrando personalmente en el mundo de las empresas multinacionales privadas y si esto hay quien lo niega o quien lo duda que reflexione un poco sobre estos extremos: Si Felipe González no hubiera sido Presidente del Gobierno de España ¿Quién le contrataría para dar conferencias en Universidades? Y si Aznar no hubiera desempeñado el mismo cargo político ¿Hubiera llegado a estar en el consejo de administración de una gran empresa multinacional?.

Por cierto… ¿Como se puede creer que tales personajes u otros similares pueden amar y sacrificarse por un país si en cuanto dejan de vivir de él y de sus presupuestos se marchan ellos y/o sus familiares a vivir al extranjero?

martes, 19 de febrero de 2008

LA NOTA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DEL 30 DE ENERO


El pasado día 30 de Enero, quizás como homenaje al actual Papa y ex “PanzerCardenal”, la Conferencia Episcopal Española hacía pública una “nota ante las elecciones generales 2008”. En dicha nota y como es costumbre cural, no se dice ni a quien hay que votar ni a quien no hay que votar, lavándose al respecto las manos como en su momento hizo el que podría considerarse el primer caso documentado de cristiano liberal de la historia, Poncio Pilatos, que además fue el primero en optar por el llamado “Mal Menor”.
La “nota” de tres folios de extensión (incluida la portada), es el ejemplo perfecto de cómo “nadar y guardar la ropa” y tras emplear dos párrafos introductorios en los que justifica cierta intervención orientadora de la Iglesia ante las próximas elecciones empieza pidiendo comprensión y, en cierto modo disculpas, (punto 3 de la “nota”) a los que, ya de antemano se sabía, que la publicación de tal nota no les iba a sentar muy bien, haciendo por tanto y en puridad lógica, innecesarias las disculpas o bien innecesaria la nota.
A continuación prosigue la “nota” con una serie de párrafos, hasta un total de 10, en los que reitera todo el magisterio de la Santa Madre Iglesia sobre temas morales con el que no se puede estar más de acuerdo y he ahí donde se detecta la más grave bilocación psicológica de los señores obispos que hacen dudar de que en el momento de redactar la “nota” estuvieran en Gracia Divina pues a los que, sin tener memoria histórica nos preciamos de tener buena memoria, nos llama la atención ciertas posturas digamos… farisáicas de los señores obispos.
En primer lugar y a tenor de lo expuesto en el párrafo 1 de la “nota”, la Conferencia Episcopal habla y se dirige a la sociedad española como “pastores de la Iglesia que tienen la obligación y el derecho de orientar el discernimiento moral que es necesario hacer cuando se toman decisiones que han de contribuir al pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todos y a la promoción del bien común”, pues bien, considerando que se atribuyen la obligación de orientar a fieles y no fieles y siendo la fundamental obligación de un pastor aquella que consiste en impedir que sus ovejas se extravíen, los Señores obispos deberían haberse alejado del barroquismo del que adolece toda la “nota” y haber dicho simple y claramente a quien había que votar y a quien no había que votar.
Más aun, la “nota” alejada de toda la sapiencia eclesial hispánica que debió agotarse por completo en las sesiones del Concilio de Trento, viene a caer en gravísimas contradicciones entre lo que dice y lo que los señores obispos han venido haciendo en estos últimos quince años (por no irnos más lejos). Así pues, la Conferencia Episcopal, avisa a los votantes, principalmente a los votantes católicos, que no hay que votar a partidos abortistas y divorcistas, llamando poderosamente la atención el silencio de la Conferencia Episcopal, (que no el Silencio de Dios, que siempre es estruendoso) sobre el tema del divorcio y del aborto durante los años de gobierno del Partido Popular en los cuales incluso se llegó a legalizar la píldora abortiva RU-2.
Por otra parte y en materia de terrorismo, la conferencia episcopal afirma en el punto 8 de su “nota” que “El terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida justa y razonable. No sólo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la más dura intolerancia y totalitarismo (n. 65). Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político”, olvidando la intención mediadora que la Iglesia Española pretendió tener o tuvo durante la tregua de ETA del año 1998 y su negativa a sumarse al “gran pacto político y social contra el terrorismo” que impulsó el Gobierno del Sr. Aznar.
Finalmente, y para asegurarse el bajar un escalón más en la descendente escalera hacia los infiernos, terminan los Señores Obispos en sus puntos 9 y 10 de su “nota” coqueteando, como alegres quinceañeros que nacen con inocencia al flirteo amoroso, primero con las opciones nacionalistas olvidando la reiterada doctrina de condena o entredicho que la Santa Madre Iglesia mantiene sobre los “nacionalismos exacerbados” desde prácticamente la Primera Guerra Mundial y luego con las “preocupaciones juveniles” como la vivienda, la ecología, la emigración, etc… sin duda para no ser mal vistos en algunos territorios en el primer caso y para parecer jóvenes activistas frente a los problemas de la modernidad en el segundo.
Una cosa sí que es de agradecer a tan nobles almas cristianas como las de los Señores Obispos españoles y es que piden en su “nota” que Dios, Nuestro Señor, “ilumine y fortalezca a todos” yo, como católico también pido por ellos, pido a Nuestro Señor Jesucristo que interceda por ellos y les evite persistir en los errores en que están cayendo, pido a Nuestra Señora, la Santísima Virgen María, que interceda por ellos ante su hijo para que les impida seguir descendiendo por ese camino que han emprendido hace muchos años y que conduce al infierno y afirmo con Fe, Pasión y deducción lógica que DIOS EXISTE, no porque me lo encontrará, sino porque solo la verdad de la existencia Divina, explica que aun exista este país nuestro, donde las personas cada vez más viven de milagro y solo la existencia de Dios justifica que, con pastores como estos, aún haya Iglesia Católica en España.

lunes, 4 de febrero de 2008

LA ECONOMÍA INCOMPRENSIBLE

Cual ciencia esotérica y oculta, así actúa la economía sobre los individuos y las sociedades pues incomprensible resulta que la crisis económica que empieza a vislumbrarse y que sin duda arrasará gran número de economías domésticas de los más menesterosos se de en una zona monetaria tan estable como es la Zona Euro a la que pertenece España y donde la divisa, el Euro, no deja de cotizarse al alza, superando notoriamente al Dólar que es la moneda de las grandes transacciones internacionales.
La progresiva desaceleración económica que se ha producido en la Unión Europea se achaca a la imparable subida del precio del petróleo que el mundo viene sufriendo desde la desestabilización de Irak en el año 2003, no obstante tal incremento en el precio del crudo debería paliarse en gran medida por la revalorización del Euro frente al Dólar ya que el petróleo se compra en los mercados internacionales con Dólares norteamericanos y éste se encuentra en tan baja cotización frente al Euro que por dos Euros se consiguen casi tres Dólares.
El imparable incremento de los precios de los alimentos también se achaca a la subida del petróleo porque derivados del petróleo, como el gasoil agrícola, se utilizan en la producción, recolección y distribución de los alimentos, pero como hemos dicho antes, la subida del petróleo en España, debería ser paliado por el cambio Euro-Dólar, cosa que no ocurre en gran medida.
La verdad es que la crisis económica, viene, se nos echa encima y a algo o a alguien hay que echar las culpas y a qué mejor que a la subida del precio del petróleo.
Lo cierto es que detrás de la subida imparable de los precios y de la inflación que padecemos esta la entronización en el mundo globalizado del economicismo que supone la subordinación de todo, incluida la política, a la economía y esa subordinación se ha traducido en nuestro país en tener una política que ha creado una economía cuasi-bananera que dando la espalda a la producción agrícola e industrial se ha centrado en la construcción, en el sector servicios y en el turismo, tres sectores de riesgos mínimos donde las inversiones se amortizan rápidamente y que, al prácticamente no existir más sectores económicos, se encuentran endiabladamente conectados entre sí ya que constituyen una especie de rueda económica. Así, la construcción crea, directa e indirectamente, millones de puestos de trabajo para personas que a su vez consumen en ocio, en servicios, en bienes de equipo que, por cierto, en su mayoría no se fabrican en nuestro país o que de fabricarse se hacen en plantas situadas en territorio español pero propiedad de multinacionales y por supuesto, compran viviendas. El problema es que al incrementarse el número de créditos con el consiguiente endeudamiento de las familias así como los precios, la política bancaria aconsejaba ya no conceder más préstamos lo que ha llevado a un gran descenso en la demanda de viviendas y por ende un descenso en la construcción que genera desempleo y reducción en el consumo y de ahí nos viene una gran crisis económica que poco o nada tendrá que ver con las crisis que puedan afectar a otros países de nuestro entorno.
La sana economía de un estado moderno debe basarse en la producción diversificada. Si no hubiéramos desmantelado nuestra agricultura para entrar en la Comunidad Económica Europea en 1986, sin duda habría más producción agropecuaria que contendría los precios de los alimentos básicos e igualmente si hubiéramos favorecido el mantenimiento y desarrollo de nuestro tejido industrial, tendríamos una economía competitiva que nos permitiría producir bienes de equipo con los que comerciar. Asimismo, si hubiera habido una legislación moderadamente intervencionista en los sectores estratégicos y de primera necesidad, se habría evitado la especulación que es la que al final ha matado en gran medida “la gallina de los huevos de oro” que era la construcción.
En fin, como siempre; la crisis económica viene, pero para unos más que para otros. Ahora lo importante es que los que siempre sufren las crisis económicas saquen conclusiones y dejen de confiar en los que les venden motos que no funcionan o que, en el caso de funcionar, lo hacen por muy breve tiempo.

sábado, 2 de febrero de 2008

UN DEBATE IRREAL


“Seguiré luchando por la tercera república española y malditas las guerras y canallas los que las apoyan”. Con estas lacónicas palabras comenzaba don Julio Anguita, pocas horas después de enterarse de la trágica muerte de su hijo en Irak, una conferencia con motivo del aniversario de la República Española de 1931. Sin duda la afirmación relativa a la guerra se puede y se debe compartir pues recordando a Herodoto “no hay nadie que en su sano juicio prefiera la guerra a la paz porque en tiempos de paz, los hijos entierran a sus padres y ello resulta normal; mientras que durante las guerras son los padres los que entierran a sus hijos y ello, alejado de toda normalidad, resulta antinatural”, pero la mención a la forma de gobierno, monárquica o republicana, siempre es cuestionable y en cualquier caso no se puede aceptar una u otra alegremente sin que existan unos mínimos análisis y estudios de los que, por otro lado, tanto agradan al dirigente comunista.
No cabe duda que la creciente aparición de banderas tricolores en las pasadas manifestaciones antibelicistas supone un revulsivo y un escándalo para los beatos de la monarquía encastillados en cierta centenaria corte de papel que apresuradamente comenzaron una denodada defensa de la institución monárquica personificada en Juan Carlos de Borbón; no obstante, todo este debate sobre la Monarquía o la República, aparece como irreal y ficticio por no decir claramente que resulta inútil y estéril.
Es innegable que la república tiene sus ventajas sobre la monarquía, así como también es innegable que la monarquía tiene sus ventajas sobre la república siendo una de ellas, cuando no la fundamental y única, que la función del monarca es constituir una magistratura que, estando por encima de toda opción y ambición política y económica (que no por encima de la ley), conserve la prerrogativa de garantizar en último extremo los derechos de los más desfavorecidos frente a todo abuso de los poderes políticos o económicos y sirva de garantía infranqueable frente a todo desviacionismo de la acción de gobierno hacia la tiranía y la ilegalidad. Pero hoy en día la cuestión no es esa, no es hacer grandes y eruditas disertaciones propias del clasicismo o del renacimiento sobre las formas de gobierno, hoy la cuestión es menos sabia y más grosera. En el mundo actual todo esta mezclado y confundido, no hay formas de gobierno puras y toda forma de estado responde a intereses espurios en los que el pueblo solo es un convidado de piedra en el carrusel electoral.
Si se observa y analiza la república moderna más antigua existente encarnada por Estados Unidos de América, vemos en ella elementos comunes a todos los estados occidentales contemporáneos con independencia de que se trate de monarquías o repúblicas. En ella el pueblo es convocado a las urnas con periodicidad y teóricamente cualquier ciudadano puede acceder a la Presidencia de la República, pero hay datos objetivos que no pueden dejar de llamar la atención como es el hecho de que en la República de los Estados Unidos el poder político esta en manos de algunas familias que históricamente han intervenido directa o indirectamente en el gobierno desde su independencia en 1776, así podemos citar entre otras muchas a la familia Roosvelt que dio dos presidentes y numerosos graduados en West Point, a la familia Kennedy que dio un presidente, varios candidatos a la presidencia y multitud de políticos menores (diplomáticos, senadores...), a la familia Bush, con otros dos presidentes proporcionados al emergente imperio y algún que otro Gobernador. A este hecho hay que añadir que los presidentes norteamericanos deben su acceso a la presidencia a grupos económicos y financieros encarnados también por un número reducido de familias como la Rockefeller (que también desempeña actividades políticas directas), la Morgan, la Vanderbilt, la Hearts, la Carnegie... que controlan poderosas multinacionales y medios de comunicación y que imponen la política a seguir al mismísimo gobierno a cambio de su apoyo siendo la forma de gobierno que realmente rige en Norteamérica no una república ni una monarquía sino una verdadera aristocracia en la que los intereses del pueblo resultan irrelevantes no gobernando por y para el interés general y bienestar común sino para el interés particular de esa misma aristocracia político-económica.
Por lo que respecta a nuestro país (que francamente, es el único que me interesa), a pesar de que la Constitución de 1978 viene a confirmar como forma de gobierno la monarquía que fue instaurada por voluntad exclusiva de “Su Excelencia” en 1969, viene a suceder lo mismo que en la anteriormente mencionada República Norteamericana y que en las demás repúblicas y monarquías del Hemisferio Norte. En Las Españas, desde hace más o menos doscientos años, el poder político es patrimonio casi exclusivo de unas pocas familias que, capeando incluso muy sangrientas turbulencias políticas, han mantenido siempre su presencia política con monarquías, repúblicas y dictaduras. Estas familias entre las que se encuentran los Aznar, los Suárez, los Cabanillas, los Fernández Cuesta, los Primo de Rivera, los Calvo Sotelo, los Morán, etc. ... perpetúan sus cargos transmitiéndoselos a sus descendientes y llevando una muy interesante táctica de enlaces matrimoniales entre ellos que les permiten conservar siempre su influencia con independencia del partido que resulte vencedor en las elecciones. A estas familias “políticas” hay que añadir la existencia de otras familias “económicas” que se perpetúan en la vida económica del país del mismo modo y que aportan el apoyo financiero, económico y mediático al poder político para que éste gobierne en beneficio de sus intereses. Así podemos observar con estupor que nuestra política europea esta dirigida por grupos financieros e industriales, nuestra reciente política internacional en Oriente Medio, concretamente en Irak, ha estado condicionada gravemente, desde 1991, por los intereses económicos de las petroleras y constructoras españolas y que las relaciones diplomáticas con los países hispanoamericanos esta en su práctica totalidad en manos privadas, en manos de empresas multinacionales como Telefónica, el Banco Bilbao-Vizcaya o el Banco Santander Central Hispano. También resulta claramente manifiesto que la política interior ejecutada por el gobierno central o por los gobiernos autonómicos no es efectivamente elaborada y planteada por el Congreso de los Diputados, por las Cámaras Autonómicas o por el Consejo de Ministros sino por ciertos consejos de administración de entidades financieras y empresariales.
Así pues, atendiendo a estos hechos difícilmente cuestionables, la discusión sobre la Monarquía o la República resulta un debate altamente irreal, no tanto por la verdaderamente escasa militancia monárquica o republicana como porque, hoy en día, ni la República es sinónimo de libertad ni la Monarquía equivale a estabilidad. Actualmente ha quedado sobradamente probado que tan bananera puede ser una Monarquía como una República y que tan criminal y tiránica puede ser una República como una Monarquía, siendo el sistema de gobierno universal que impera en todos los estado occidentales sin excepción un sistema neoaristocrático nacido de una muy provechosa simbiosis entre un reducido número de familias que ejercen el poder o la influencia política y otro numero igualmente reducido de familias que disponen del poder y la influencia financiera y económica.

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog