CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

martes, 23 de junio de 2015

DISCURSO DE DON CARLOS JAVIER DE BORBON PARMA EN EL ATENEO DE MADRID



            Amigos: hoy rendimos homenaje a la infanta María Teresa, a quien tanto  debe  el Carlismo. Hablando de Teresa muchos carlistas recordarán a la Princesa de Beira,  María Teresa de Braganza, como símbolo de la fortaleza en momentos difíciles.  

         ¿Qué decir de las mujeres ejemplares que tanto dieron a nuestro pueblo?. Hay nombres que llevamos en el corazón, Margarita, María de la Nieves. 

         De ese conjunto forma parte nuestra María Teresa. Gracias tía, profesora, doctora. Gracias en nombre de mi padre,  de mi familia y en el de todos nosotros, los leales, amigos y hasta algunos buenos enemigos.

          Estamos en una época cuya turbulencia solo puede comprenderse si cambiamos la mentalidad. Lo decía tu hermano, mi padre.  Cuando se refería a lo que es el estado nación ahora, dijo: “El Carlismo veía detrás del estado nación la destrucción de las libertades por la acción del absolutismo y del dinero”.

          La Historia muestra que el poder siempre tiende a crecer,  y este crecimiento descontrolado es en gran parte la causa de la crisis que padecemos. Responsabilidad moral que no ejecutamos. Una crisis cuya base es fundamentalmente moral y ética. 

         Fueron mayoritariamente carlistas los que previeron el desbarajuste actual. También sabemos que si falta el espíritu foral nadie podrá embridar el poder que, desde la Monarquía Absoluta hasta el actual estado absoluto, ha ido recortando las Libertades.

         Hemos de tener en cuenta que los distintos nacionalismos excesivos de hoy, nacionalismos de todo tipo, cuidado, son los que dificultan el proceso federativo de la construcción de Europa,  como también lo hacen quienes mantienen el viejo centralismo.

         Carlos Hugo gustaba de repetir el dicho de los navarros, que tienen muchos buenos dichos, “preferimos estar mal administrados por nosotros mismos, que bien administrados por otros”.  

         Fue ese espíritu foral el que inspiró a María Teresa para ir a estudiar a Pamplona. Como es la falta del espíritu foral y participativo la que ha creado el hartazgo político que muestran las campañas electorales de hoy en día. 

         Al desaparecer la vinculación con la propia tierra, brota un  individualismo que impide preocuparse por las cosas  comunes, que impide preocuparse por la justicia social, como expresó tan bien María Teresa.

          Tristemente es el egoísmo político el que produce la corrupción. Frente a esa desgracia hay que proclamar el idealismo y la generosidad sin las cuales la democracia no existe, o no es más que una palabra vacía, la retórica democrática. 

         De ahí viene la exigencia de celebrar este homenaje a una Princesa generosa y constante. Su ejemplo en estos tiempos tan mezquinos nos estimula también a una acción cuya bandera lleva escrito el lema, “por el bien de los demás”. 
        
         Mi querida María Teresa, mi querida tía, tienes un carácter espectacular. Cuando yo era un Carlos Javier pequeñito, a veces te tenía un poco de miedo, muy estricta podías ser. Lentamente, al crecer, vi que tu carácter formaba parte de una dedicación absolutamente auténtica. Hubieras podido vivir una vida como una princesa, de lujo.

          No. Has escogido una vida militante e intelectual.  Para ayudar a otros, con grandes sacrificios.

         La fortaleza, tu intelecto, el coraje intelectual que tú has tenido te ha hecho muchos enemigos, menos mal. Sin enemigos no llegas a superar las fronteras, y tú las has superado. 

         Cuidado, tus enemigos se equivocan porque has movido a la gente, has llegado a despertar las mentes y las ilusiones. Es un regalo que nos has dado a todos nosotros, enorme, Y, además, has desarrollado una vida intelectual, no a los dieciocho años cuando la mente aún es flexible, lo has seguido haciendo mucho más tarde, en tu doctorado. 

         Encuentro eso fantástico, toda la vida has estado aprendiendo, nunca has parado, hasta ayer, hasta hoy. Seguro, mañana vienes con cosas nuevas. Eso es impresionante.

         La capacidad de aprender y comprender ya es difícil cuando la mente es aún joven y flexible, pero tú tienes una mente que sigue flexible hasta esa joven edad que tienes ahora. Impresionante. Hasta has aprendido el árabe, que no es lengua fácil,  para mejor comprender la situación de esos países.

         No me acuerdo cuántos libros has escrito. Es impresionante que no solamente los hayas hecho con una mentalidad flexible, abierta al futuro,  también con tesón hasta ponerlo en la práctica.

          Y que no me hablen de la “princesa roja”. Que me hablen de una luchadora íntegra por la justicia social, y no solo en España, también en el ámbito internacional. Desde Biafra hasta Palestina, de México al Magreb. Y si eso es ser “princesa roja”, necesitamos muchas más princesas rojas.

         Quisiera agradecer a todos los que habéis venido y, especialmente,  a todos los que habéis acompañado en todo el camino de las últimas décadas a mi tía y a toda nuestra Familia. Muchísimas gracias. Hemos caminado juntos y seguiremos caminando juntos.  

         Como Gran Maestre de la Orden de la Legitimidad Proscrita, querida  María Teresa,  tengo el gran gusto y honor de imponerte la Gran Cruz de la Legitimidad Proscrita. Por todos los sacrificios que has hecho para el pueblo carlista.

Madrid, a 6 de Junio del 2015 

miércoles, 17 de junio de 2015

MANIOBRAS NOBILIARIAS PARA LA SEGUNDA TRANSICIÓN



            A finales de la semana pasada saltaba la noticia de que Su Excelencia el Jefe del Estado había decidido "revocar" el título de "Duquesa de Palma" concedido en 1997 por el anterior Jefe del Estado a doña Cristina de Borbón y Grecia.

            De forma prácticamente inmediata empezó una presentación mediática del acontecimiento propia de unos palmeros de "tablado flamenco" alabando tal "revocación" afirmando que era la primera vez en la historia que se revocaba un título nobiliario y señalando que se había realizado al amparo de un Real Decreto aprobado hace veintiocho años.

            En realidad, los medios de comunicación, más interesados en presentar la acción como un ejemplo de los nuevos tiempos políticos que se pretenden vivir, han pretendido ignorar un hecho de gran importancia y que es una verdad objetiva: Su Excelencia el Jefe del Estado a Título de Rey ha tardado algo más de un año en retirar a su titular el que se había convertido en un título controvertido surgiendo la pregunta de ¿Por qué ahora y no hace seis o nueve meses?.

            En primer lugar los medios de comunicación deberían cumplir cierta función formativa y educativa de la población y explicar que la monarquía y la aristocracia son instituciones pre-constitucionales que tienen un derecho propio que es el Derecho Nobiliario y Premial de los Monarcas. En base a ese derecho un monarca que legítimamente lo es, puede conceder un título a una persona por creerlo merecedora del mismo y tiempo después retirárselo por haber incurrido en alguna causa de indignidad. La retirada del título implica que el mismo revierte a la corona que puede disponer de él libremente.

            Que un título sea retirado no es una cosa novedosa en nuestra historia pues es de recordar que la retirada de títulos nobiliarios más famosa de la historia española fue la que se produjo en 1875 teniendo por protagonistas a S.M.C. Don Carlos VII y a Ramón Cabrera cuando el primero retiro todos los títulos y honores concedidos al segundo por Don Carlos V y Don Carlos VI a causa de la traición que supuso el reconocimiento de la dinastía usurpadora en la persona del hijo de Isabel conocida como la segunda.

            Por otra parte, los medios de comunicación han querido destacar o dar a entender el compromiso del actual Jefe del Estado con la lucha contra la corrupción aunque sigue sin entenderse el por qué no se ha realizado tal revocación a los pocos días (o meses) de haber accedido a la Jefatura del Estado.

            En realidad, y a pesar de como lo quieran presentar, no se puede negar que estamos ante un mero gesto estético del Jefe del Estado que pretende desentenderse y romper con lo que no puede romper ni desentenderse que son los últimos cuarenta años de la historia política de las Españas (y por ende de los otros cuarenta anteriores).  Hoy un Jefe del Estado Español tarda más de un año en desposeer a su hermana de un título nobiliario a fin de hacer un guiño de complicidad en la lucha contra la corrupción al igual que hace cuarenta años otro Jefe del Estado Español tardaba cuatro días (el 26 de Noviembre de 1975) en conceder otro título (Señorío de Meirás) haciendo un guiño de complicidad a los sectores más duros del franquismo.

            Aquella concesión hace cuarenta años del título de Señora de Meriás con Grandeza de España a la viuda del dictador Francisco Franco empezó una primera transición que nos ha conducido a la situación presente. La revocación del título de Duquesa de Palma ¿No será una maniobra palaciega (nunca mejor dicho) que inicie una segunda transición tan lampedusiana como la primera?.

martes, 9 de junio de 2015

UN SEMBLANTE DE DOÑA MARÍA TERESA DE BORBÓN PARMA

El pasado 6 de Junio de 2015, organizado por la Real Orden de la Legitimidad Proscripta y por la "Asociación 16 de Abril", tuvo lugar en el Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid un merecido y muy concurrido homenaje a S.A.R. Doña María Teresa de Borbón Parma durante el cual se le impuso por parte del Jefe de la Dinastía y depositario de los derechos de la Legitimidad, Don Carlos Javier de Borbón Parma, la Gran Cruz de la Legitimidad Proscripta.

Tras el homenaje se celebró una cena en el Restaurante "La Favorita" que se prolongó hasta bien entrada la noche y en el cual se entregó un díptico a los asistentes en el que se hacía el semblante de doña María Tereesa de Borbón Parma que a continuación reproducimos.



            "Siempre se ha dicho que la Historia pertenecía a los hombres y es suficiente ojear cualquier libro de historia para comprobar que se encuentra repleto de nombres masculinos. Y es que cualquier hombre que adquiere cierta relevancia, buena o mala, en la ciencia, en la política o en la cultura merece una página cuando no varios volúmenes en los tratados de Historia.

            No obstante, para obtener de esos mismos tratados  de historia unas pocas líneas o páginas dedicados a una mujer, no le basta ser relevante: ha de ser excepcional. Tal es el caso de Concepción Arenal, Clara Campoamor, Constance Markievicz o Maria Skłodowska (Marie Curie) la cual, por cierto, nos debería recordar que en las Españas la mujer casada jamás ha perdido su apellido ni ha tenido que pagar impuesto alguno por conservarlo.

            Y precisamente excepcional es la Infanta doña María Teresa de Borbón Parma que hoy recibe este merecidísimo, aunque modesto, homenaje del pueblo carlista.

            El Carlismo, como recordó muy bien S.M. don Carlos Hugo, ha sido siempre rico en mujeres excepcionales pudiéndose citar solo con mero carácter enumerativo la perseverancia de la Princesa de Beira, el testimonio valiente, abnegado y sacrificado de las reinas doña Margarita de Borbón Parma y doña María de las Nieves de Braganza y, más actualmente, el compromiso de doña María Teresa, doña Cecilia y doña María de las Nieves.

            Doña María Teresa, junto con sus hermanas las infantas doña Cecilia y doña María de las Nieves, asumió libre y generosamente el compromiso de ayudar a su Augusto padre, nuestro querido Viejo Rey Javier, y a su hermano Don Carlos Hugo en la lucha por traer a las Españas un régimen de libertades en el que diálogo no fuera un intercambio inútil de ideas vacías sino un medio de integración, mutuo conocimiento y recíproco enriquecimiento cultural entre distintas visiones culturales, políticas y religiosas.

            Asimismo de los numerosos estudios políticos, históricos y sociológicos que ha realizado y que sigue realizando doña María Teresa, emana esa riqueza intelectual que solo puede tener una persona de mentalidad abierta que le ha permitido dialogar y obligar a otros a dialogar, evitando así enfrentamientos basados en prejuicios. Esa dimensión intelectual, junto a la fortaleza de espíritu y la desbordante humanidad, son los rasgos que mejor la definen.

            La trayectoria política de doña María Teresa de Borbón Parma presenta dos constantes características: la pasión y la intransigencia. La pasión que pone en la defensa del bien, de la libertad y de la justicia, y la intransigencia que muestra hacia todas las situaciones de injusticia. Esas dos constantes no son ajenas a su vasta formación y al sentido cristiano de compromiso con los demás, propio de su Familia.

Su acción se centra en esos valores y por ello destacó en los años de la Transición, para admiración de los más y resquemor de integristas e intransigentes, convirtiéndose en un referente en la lucha contra la dictadura y por las libertades.

Al final, como bien decía su hermano y nuestro rey don Carlos Hugo "no hay quien la haya conocido y no haya acabado por quererla".



lunes, 1 de junio de 2015

HOMENAJE A DOÑA MARÍA TERESA DE BORBÓN PARMA



             Organizada por la Real Orden de la Legitimidad Proscripta y la Asociación 16 de Abril, se ha preparado para el próximo Sábado 6 de Junio del 2015, con presencia de Don Carlos Javier de Borbón Parma, un acto de homenaje a Doña María Teresa de Borbón Parma, hermana de quien fue nuestro Rey Don Carlos Hugo de Borbón Parma y tía del actual titular de los Derechos Dinásticos.

            Este acto se ha organizado como un merecido reconocimiento, que ya estaba tardando en producirse, a Doña María Teresa de Borbón Parma y por extensión a sus hermanas doña María de las Nieves y doña Cecilia, por toda una vida dedicada al Carlismo, a la consecución del bien común y de las Libertades individuales y colectivas de los ciudadanos y de los Pueblos de las Españas y a su fe y voluntad inquebrantables en la defensa de los valores cristianos.

            Los actos centrales del homenaje consistirán en una conferencia en la que distintos ponentes expondrán el compromiso que doña María Teresa ha mantenido y mantiene en la consecución de una sociedad más justa y tendrán lugar a las 18.00 horas del Sábado 6 de Junio del 2015 en el Salón de Actos del Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid (Calle del Prado, Nº. 21).

            Con anterioridad a los actos y a las 12.00 horas tendrá lugar la Asamblea General Ordinaria de la Asociación 16 de Abril en el Salón de Actos de la Fundación Operística Navarra sita en la Calle Covarrubias, número 25 de Madrid
           

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog